NOTICIAS EN TU IDIOMA

Orlando + Kissimmee + Miami

Federación Hispana pide al Congreso apruebe Legislación Sobre Derecho al Aborto

WASHINGTON –Anteayer se filtró el borrador de la opinión del juez de la Corte Suprema, Samuel Alito, en el que afirma que la mayoría de los jueces de ese tribunal podrían anular la decisión del caso Roe v. Wade, establecida por la Corte Suprema en 1973, que convirtió el aborto en un derecho constitucional en todo el país. La Federación Hispana hace un llamado urgente al Congreso para que actúe rápidamente y apruebe una legislación federal que proteja este derecho. Si se anula el precedente de Roe v. Wade, se pondrá fin a los casi 50 años de protección constitucional federal al derecho al aborto, lo que lo convertiría en una de las mayores restricciones y retrocesos a los derechos reproductivos. Si se emite, esta decisión afectaría de manera desproporcionada a las personas latinas, de color, con bajos ingresos y las personas LGBTTIQ+, lo que supondría graves riesgos para la salud y sentaría un precedente peligroso para se anulen las protecciones a otros derechos civiles.

Foto: Tomada de Facebook Hispanic Federation

Frankie Miranda, presidente y director ejecutivo de la Federación Hispana, expresó su profunda preocupación por el posible impacto de la opinión del juez Alito, tal como está redactada actualmente. “Esto es una alerta para todos los estadounidenses. La Federación Hispana solicita  al Congreso que apruebe  legislación que defienda nuestros derechos reproductivos y represente a la mayoría de los votantes estadounidenses (59 %), que creen que el acceso a la atención médica reproductiva del aborto debería ser legal. Si se anula Roe v. Wade, causará un daño incalculable a nuestros derechos civiles. Podría establecer un precedente para anular la protección de otros derechos, incluidos aquellos relativos a nuestro derecho a casarnos y tener familias legalmente reconocidas. Si se anula Roe v. Wade, el resultado, una vez más, creará una red de clínicas clandestinas en todo el país, donde la gente se sometería a procedimientos que pondrían en peligro su vida, en vez de ejercer lo que alguna vez fue su derecho constitucional de acceder a servicios de salud  a través de profesionales médicos acreditados.  Si esta decisión prevalece, afectará más a las personas que ya enfrentan barreras para acceder a la atención médica: latinas, negras, indígenas, jóvenes, inmigrantes, personas con discapacidades, personas en comunidades rurales y desatendidas, así como a aquellas con bajos ingresos. Necesitamos políticas que respalden la vida de las personas, ayuden a las familias y permitan que estas puedan vivir su vida en plenitud. La Federación Hispana seguirá luchando por el acceso a servicios de salud reproductiva integral con dignidad y justicia para todos en nuestras comunidades, independientemente de lo que decida la Corte Suprema”.

“La filtración de la Corte Suprema deja claro que la amenaza a nuestros derechos reproductivos ya no es hipotética. Es real”, dijo Laura M. Esquivel, vicepresidenta de Política Federal y Defensa, de la Federación Hispana. “Si se anulara Roe v. Wade, el aborto se prohibiría de inmediato en 23 estados y territorios. La decisión afectará a casi 36 millones de mujeres, hombres trans y personas no binarias y de género no conforme, que perderían el acceso a la atención médica en caso de aborto. Eso incluye 5,7 millones de personas hispanas y 5,3 millones de personas negras. Afectará nuestro derecho humano fundamental a la salud reproductiva, nos quitará el acceso seguro y asequible a la atención médica y convertirá a los proveedores de atención médica en delincuentes. El daño será más desproporcional para las familias de bajos ingresos, lo que hará que el aborto sea más difícil e inasequible y obligará a las mujeres a tener hijos que no quieren o no pueden mantener. Además, una intervención tan cruel en la salud de las mujeres provocará alternativas peligrosas e ilegales de aborto. Esta decisión no detendrá la interrupción voluntaria del embarazo pero sí reducirá enormemente el acceso de las mujeres latinas a servicios de aborto seguro”.

“Revocar Roe v. Wade nos obligaría, como nación, a repetir un momento oscuro en nuestra historia, el que muestra un absoluto desprecio por los derechos reproductivos y el acceso a un tratamiento médico con dignidad. Las estadísticas muestran que las prohibiciones del aborto no hacen nada para frenar el aborto y, en cambio, ponen en grave peligro la vida de las mujeres. Las prohibiciones del aborto no frenan esta práctica, sino que obliga a las personas a realizarla de la manera que les sea posible”. dijo Jessica Orozco Guttlein, jefa de gabinete de la Federación Hispana. “Según la Organización Mundial de la Salud, la práctica del aborto inseguro es una de las principales causas de muerte materna y otras enfermedades. Y anualmente, el aborto inseguro causa entre el 4,7% y el 13,2% de las muertes de mujeres. Si se anula Roe v. Wade, latinas, mujeres de color y personas LGBTTIQ+ que residen en la mitad de los estados se verán obligadas a caer en manos de personas sin capacitación que probablemente usarán métodos invasivos, obsoletos y peligrosos para inducir abortos. Las generaciones anteriores lucharon incansablemente por los derechos que tenemos hoy. El aborto sigue siendo legal, pero la filtración de esta decisión solo confirma el grave peligro existente para nuestras libertades civiles. La decisión no es definitiva y continuaremos la lucha para preservar nuestros derechos fundamentales y asegurarnos de que todas las mujeres tengan control sobre sus cuerpos y su futuro, en cada estado”.

“El hecho es que el desmantelamiento de Roe v. Wade se ha llevado a cabo en todos los estados durante décadas. Dependiendo del estado en el que vive, el acceso al aborto es casi imposible. Está restringido e incluso criminalizado, como ya hemos experimentado en Texas, donde las personas que no tienen acceso a recursos ni apoyo se ven obligadas a llevar a cabo embarazos no deseados o buscar abortos fuera del sistema de salud”, agregó Ingrid Alvarez, vicepresidenta de Política y Compromiso Estratégico. “Si finalmente esta decisión se lleva a cabo, se anulará nuestro derecho constitucional a la privacidad personal. Ya es suficiente. La falta de acción federal para aprobar leyes de protección del aborto ya ha llevado a varios estados a tomar el asunto en sus propias manos e imponer restricciones a nuestros derechos. El Congreso debe actuar con rapidez y aprobar legislación que proteja el derecho al aborto en todo el país”.
 

%d bloggers like this: